Daniel Ortega y la minera B2Gold desatan brutal represión en Mina El Limón

Infórmanos sobre un conflicto Contacto


Amenazas Criminalización de las mujeres defensoras
Ubicación Proyecto: Mina El limón
País Nicaragua
Fecha 20/10/2015

Descripción

El conflicto en Mina El Limón, estado de León, inició en mayo de este año porque la empresa anunció que cortaría el suministro de energía eléctrica al pueblo, cuando era uno de los compromisos que había firmado al obtener la concesión para explotar el yacimiento de oro, uno de los principales del país.

Los mineros y sus familias fueron a la huelga. Sufrieron la represión del “progresista” Daniel Ortega, exdirigente del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) devenido en gerente de las trasnacionales. Numerosos pobladores de Mina El Limón resultaron heridos.

Para el 9 de mayo, se firmó un acuerdo entre la B2Gold y las tres organizaciones sindicales donde se agrupan los trabajadores de la mina: Sindicato Independiente de Trabajadores Mineros, Sindicato de Trabajadores Mineros, Sindicato Democrático de Trabajadores de la Industria Minera.

En este mes, con el despido de tres sindicalistas, se agudizó el conflicto entre la trasnacional y los trabajadores. El 6 de octubre pasado los mineros realizaron un bloqueo con paro de labores a la mina explotada por B2Gold exigiendo el reintegro de sus compañeros.

El gobierno de Daniel Ortega, otra vez, envió a los antimotines. Ante la represión por parte de la policía, ardió la delegación policial. Según informa la prensa nicaragüense, resultaron heridos 23 agentes y uno murió.

Entre las demandas del pliego petitorio de los sindicatos para presentar al gobierno están: no a la persecución policial en contra de los trabajadores y la población, liberación de los presos y suspensión de los cargos por parte de la empresa, reintegro de los líderes sindicales a sus puestos de trabajo, la destitución de cuatro funcionarios de B2Gold, piden el desalojo inmediato de las fuerzas públicas dentro de la empresa, la comunidad y los caminos y eliminación de la tercerización.

Como respuesta, el gobierno y la minera B2Gold cortaron los servicios de agua e impidieron la entrada de alimentos al pueblo. Se hablaba de un “estado de sitio” no declarado. Hasta la madrugada de este sábado 17 de octubre. Lo peor estaba por venir.

Al mejor estilo del accionar de la guardia nacional durante la dictadura somocista, las fuerzas represivas nicaragüenses, con armas de guerra, balas de goma y gases lacrimógenos tomaron el pueblo Mina El Limón. Efectuaron cateos casa por casa, destruyeron enseres domésticos de los pobladores, detuvieron y golpearon a muchas personas. Se dice que hay heridos graves.

Ésta es la verdadera cara del “progresista” gobierno de Daniel Ortega, quien hace pocos días defendió las concesiones mineras otorgadas a las trasnacionales como B2Gold, que saquean los minerales del territorio nicaragüense y dejan a su paso la destrucción.

Con los hechos del pasado 17 de octubre queda bien claro para quién gobierna Ortega: muy lejos quedó su papel de “caudillo combativo”. Ahora es un empleado más a sueldo de las trasnacionales.

El pasado del saqueo
El oro: el mismo que deslumbró a los conquistadores españoles, que con su codicia iniciaron un saqueo que aun no termina.

A mediados de 1800 inició la llamada “fiebre del oro” en Nicaragua. Fue cuando se descubrieron las minas La Libertad y La Bonanza. El auge llegó para las décadas de 1940 y 1950 del siglo XX, cuando las exportaciones de oro llegaron a 60% y el pequeño país centroamericano se convirtió en el 14vo. productor mundial de oro.

El 2 de noviembre de 1979 las minas se nacionalizaron y pasaron a control estatal. A partir de 1990, durante la presidencia de Violeta Chamorro de la Unión Nacional Opositora, inició la aplicación de los planes neoliberales que llevaron de nuevo a la privatización de la minería, además de la banca, el transporte, la salud y la educación.

Actualmente B2Gold explota en Nicaragua La Libertad y el Limón, Masbate en Filipinas y Otjikoto en Namibia, así como Gramalote en Colombia, en sociedad con la minera sudafricana AngloGold Ashanti. También tiene proyectos mineros en Burkina Faso. Se llevan el oro y otros minerales. Dejan devastación.

En el caso de la Mina El Limón, las casas de los pobladores están construidas sobre túneles. En 2012, una joven embarazada murió cuando su casa se hundió en Santa Pancha, una localidad vecina a la mina. Las casas se agrietan porque se usa dinamita gelatinosa para extraer el mineral de las rocas. Y cada vez que los mineros y la población protestan, la respuesta es represión.

Solidaridad con los trabajadores de la Mina El Limón
Tras la represión, hoy se reiniciaron labores en la mina. Se perdió la batalla, pero no la guerra.

El saqueo y la explotación que sufren la clase trabajadora y los sectores populares nicaragüenses es la misma que se sufre en México, en Honduras, en Guatemala y en todos los países de la región.

Para terminar con la expoliación imperialista en la región es necesario unir fuerzas, unir voluntades. Así como hay entendimiento entre B2Gold y las otras trasnacionales que pretenden arrasar con los recursos de Centroamérica, México y Sudamérica y los gobiernos de la región, debe haber entendimiento en la clase trabajadora oprimida y explotada del continente.