Disparan a Diadora Hernadez por oponerse a vender su tierra a Goldcorp

Infórmanos sobre un conflicto Contacto


Amenazas Uso de la fuerza Asesinato/atentado Criminalización de las mujeres defensoras
Ubicación San Miguel Ixtahuacán, Guatemala
País Guatemala
Fecha 7/7/2010

Descripción

Diodora Antonia Hernández Cinto fue baleada a quemarropa en su cabeza por dos hombres del vecindario (que eran trabajadores de la mina Marlin), y que luego de disparar, salieron corriendo en la noche, dejándola por muerta.

Fue baleada porque se niega a vender su terrenito a Montana Exploradora, subsidiaria de la empresa Canadiense Goldcorp Inc., que está operando una mina a cielo abierto, de oro y plata, con uso de cianuro, en la municipalidad de San Miguel Ixtahuacán, Guatemala.

La bala entró en su ojo derecho y salió detrás de su oreja derecho. Después de una estancia de tres meses en el hospital, milagrosamente, Diadora sobrevivió y regresó con un ojo prostético, a su choza y su terreno, el 5 de octubre, 2010 – donde vive con su hija, su nieta y su esposo.

Después del atentado contra la vida de Diodora, Derechos en Acción mandó una carta publica (Julio 10, 2010 , basada en una acción urgente de ADISMI) al gobierno canadiense y parlamentarios, al plan de pensión canadiense y otros inversionistas, sobre el atentado contra la vida de Diodora por hombres del vecindario que trabajaban anteriormente en la mina de Goldcorp, y nunca recibieron ningún tipo de respuesta.

En una carta dirigida a ADIMSI y Derechos en Acción (20 de Julio, 2010), Goldcorp reconoció que los dos hombres detenidos e interrogados sobre el atentado (y después liberados), habían trabajado anteriormente para Goldcorp:

‘Tengo entendido que los dos hombres que supuestamente cometieron el atentado han sido identificados y fueron detenidos por la policía pero fueron liberados después. Sin embargo, tengo entendido que les ordenaron que comparezcan ante Ministerio Público en San Marcos para prestar declaraciones sobre el incidente. Ambos son residentes de San Miguel Ixtahuacan. Uno de los dos fue empleado de Montana, pero dejó de trabajar para Montana más de un ano. El otro hombre trabaja para un contratista que provee servicios de desarrollo subterráneo a Montana y a la mina Marlin.’

Ahora, un agente de seguridad proveído por el gobierno vive con su familia, permanentemente. Diodora vive en un estado de amenaza constante y con miedo de los vecinos pro-minería y de los desconocidos.